miércoles, 1 de mayo de 2013

"No queda ni una palabra de cariño en el aire".

Nostalgia, del griego: "el dolor de una vieja herida". Así me siento yo mientras abrazo a la tristeza. Cuando sólo me queda desayunar poesía porque nada más me llena.
Quiero dejar a la tristeza, antes de que se acostumbre a mis abrazos, y poder soñar en recomponernos y poder volver a abrazarnos una vez más.

Pienso en ti cuando las estaciones cambian, porque también cambiaste tú. Pienso que quiero contarte y dedicarte muchas cosas pero ya no puedo. Venga, aún estamos a tiempo, vuelve. ¿Acaso no recuerdas las calles mudas? Sólo allí mi mirada perdida se encontraba en ti, sólo entonces la ciudad se deshacía a nuestro paso.

Lo que está claro es que el amor lo puede todo y sino mira como pudo con nosotros. Pudo tanto que desde entonces nos da por amanecer en camas distintas.

Sólo recordarte que fuimos eternos y que no fuimos, somos o seremos como ninguno de los amantes que el mundo ha conocido.

Sé que volverás tarde, me acostaré sin ti y no me querrás, ni un poco, ni siquiera algo. Mientras yo te recordaré atrapando sueños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada