domingo, 23 de diciembre de 2012

Si te vas por aquí no vuelvas.

Quieto. Ahora me toca a mí. ¿Acaso no lo ves? Me siento realmente bien. Hoy puedo experimentar todas estas sensaciones a la vez. No veas como lo echaba de menos...sentir que los momentos pueden ser únicos e inagotables. Y, ¿sabes qué es lo mejor? Que aunque tu sonrisa se canse nunca se va a marchar, siempre va a seguir aquí conmigo. Y pasará el tiempo y yo seguiré siendo la misma; con mis manías, mis impulsos y las mismas condiciones que hasta ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada