sábado, 22 de diciembre de 2012

Locura irracional.

No nos falta nada. Ni siquiera tiempo, ni siempres, ni mañanas. Los recuerdos nos han abandonado, han decidido salir por la puerta de atrás. Mientras yo, he perdido la cordura y me he cansado de vivir de segundos y milímetros que me mantenían al límite...tambaleándome de tal forma que apenas encontraba el equilibrio necesario para mantenerme en pie.

Por eso invado el amanecer y lo pongo patas arriba, descubriendo las promesas que dejamos sobre la arena. Promesas sin cumplir, perdones a deshora, justificaciones, vida que se escapa...

Pero todo estará bien. Siempre y cuando no deje caer la última lágrima de conclusión. No me dejes, no te alejes...tan sólo quiero formar parte de tu vida, quiero ser el enredo, quiero que te invada la locura...

R(EVOL)UCIÓN. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada